Actividades Destacado

Aproha reclama que todas las visitas a monumentos se hagan por historiadoræs del Arte

Desde Aproha queremos felicitar al Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España por su iniciativa de celebrar un día dedicado al Patrimonio a través de la organización de todo tipo de actividades culturales, en especial la realización de visitas guiadas a los monumentos más relevantes de algunas de las ciudades que forman este grupo, que son: Alcalá de Henares, Ávila, Baeza, Cáceres, Córdoba, Cuenca, Ibiza / Eivissa, Mérida, Salamanca, San Cristóbal de la Laguna, Santiago de Compostela, Segovia, Tarragona, Toledo y Úbeda. Sin lugar a duda, se trata de una iniciativa digna de elogio, a la que Aproha no sólo apoya, sino que se ofrece para poder colaborar en futuras ediciones.

Y queremos hacerlo además como forma de garantizar que estas visitas cumplan con las exigencias de calidad y profesionalización que requiere cualquier actividad cultural que se realice en los bienes declarados Patrimonio Mundial, hecho éste que sólo es posible si las visitas a los Monumentos y demás bienes histórico-artísticos las realizan las personas cualificadas y competentes para ello, los historiadores e historiadoras del arte, tal y como sucede ya con muchas de las visitas programadas este año.

En este sentido, y al margen de este programa de la noche del Patrimonio, desde Aproha queremos llamar la atención sobre la enorme proliferación de visitas guiadas a bienes histórico-artísticos como parte de las actividades de cualquier celebración organizada por todo tipo de instituciones y administraciones públicas, especialmente en el ámbito local: noche en blanco, semana cultural, celebración de aniversarios, conmemoraciones varias, fiestas locales, días internacionales de todo tipo, eventos deportivos, sociales o culturales, etc.

Aunque lógicamente nos encontramos con situaciones de lo más diversas, en numerosas ocasiones estas visitas guiadas son realizadas por guías de turismo (los cuales, aunque sean historiadores del arte, que lo son muchos y haciendo una labor magnífica, la cual apoyamos plenamente desde Aproha, sólo son competentes para trabajar con turistas, que no es el público al que van destinadas estas actividades), por personas que no tienen la cualificación adecuada (historiadores del arte, en el caso de los bienes histórico-artísticos, que son el tipo de bienes sobre los que de forma mayoritaria se hacen estas visitas) o, lo que es aún más inaceptable, por voluntarios. Unas visitas que, además, suelen estar muy mal (o nada) remuneradas y se cobran con muchísimo retraso.

Para Aproha esta situación resulta totalmente inaceptable, ya que es un evidencia más de la desconsideración que hay en nuestro país por la difusión del Patrimonio Histórico y su necesaria profesionalización, hecho éste que resulta aún más indignante si tenemos en cuenta el éxito social que suelen tener estas visitas.

Para Aproha, la difusión del Patrimonio Histórico, y en especial las visitas guiadas, son una actividad profesional de primer orden que requiere la máxima cualificación, ya que no se trata sólo de divulgar algunos contenidos curiosos o interesantes sobre los monumentos de una localidad, sino de satisfacer el derecho fundamental que tenemos todos los ciudadanos de acceder y disfrutar del Patrimonio Cultural.

Por esa razón queremos hacer varios llamamientos:
– En primer lugar, a los ciudadanos que realizan estas visitas, a los que pedimos que exijan que su guía sea un profesional, o sea, un historiador del arte (en el caso siempre de bienes histórico-artísticos que, por otro lado, son la inmensa mayoría). Que no acepten la transmisión de un conocimiento devaluado.
– En segundo lugar, a las administraciones e instituciones que organizan estas visitas guiadas, a las que le solicitamos que no degraden la actividad profesional de la difusión, contratando a personas que no sean historiadores del arte (de nuevo, siempre en el caso siempre de bienes histórico-artísticos que, por otro lado, son la inmensa mayoría).
– Y en tercer lugar, a todos los historiadores e historiadoras del arte que participan como guías en estas actividades: por favor no aceptéis unas condiciones económicas degradantes para nuestra profesión. En este sentido, ofrecemos el apoyo de Aproha para reclamar esas condiciones dignas o para denunciar públicamente a aquellas instituciones o administraciones que realizan las actividades en esas condiciones.

Nos reiteramos en lo que decíamos este verano en otro post: si las miles de visitas guiadas que se realizan a lo largo de todo el año, por todo tipo de instituciones y administraciones y en todo tipo de celebraciones o acontecimientos, las realizaran historiadores o historiadoras del arte, la historia del arte sería una de las carreras con más salidas laborales y empleabilidad.
Por nuestra dignidad profesional. Pepe Castillo. Presidente de Aproha.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies